Implantación y mantenimiento de pasturas

Las pasturas son la base de la producción ganadera. Por ser perennes aportan estabilidad a los sistemas ya que una vez establecidas, el riesgo de perderlas es menor que el de los forrajes anuales. No obstante la capacidad de producción disminuye con los años por pérdida de plantas, enmaleza miento y disminución de nutrientes en el suelo.

conpas-90

Para prolongar la vida útil de una pastura manteniendo una alta productividad, es fundamental evaluar periódicamente la necesidad de tratamientos con herbicidas y fertilización, partiendo obviamente de una buena implantación.

La decisión de invertir en mantenimiento de una pastura debe contemplar su capacidad de respuesta.

Cuando se siembra una pastura, se realiza una inversión a mediano o largo plazo. El éxito o fracaso en el año de implantación definirá la producción de carne o leche que se obtendrá sobre la superficie sembrada.

La siembra de pastura involucra numerosas variables que condicionan el resultado. El desafío es elegir la mejor alternativa según el ambiente, riesgo agroclimático, expectativa de uso, estacionalidad y volumen de producción esperado.